Estoy buscando

Fertilizante

Contenidos

Nutrientes

Por

cultivo

Buscar
  • Hierro (Fe)
    2655.847
    Fe
  • Forma iónica
  • Anión/Catión
    Fe++(+)
  • Hoja
  • Origen: Volcánico
  • 4-6 mm alrededor de la raíz

Hierro

(Fe)

Generalmente, el riesgo de deficiencia de hierro se reduce cuando la mayor parte del lecho de roca, a medida que se altera, proporciona hierro en cantidades suficientes para satisfacer las necesidades de los cultivos. Sin embargo, existe una excepción claramente identificable: los suelos calcáreos. Naturalmente, estos suelos contienen muy poco hierro, y las pequeñas cantidades que tienen se inmovilizan fácilmente por el exceso de calcio. Los aportes de hierro deben considerarse en función del tipo de cultivo, y no siempre son fáciles de controlar: pueden ser pequeñas dosis administradas mediante aplicación foliar o aportes anuales de hierro quelado, en particular para cultivos perennes.
Fe
Planta
Planta
Suelo
Suelo
Cultivos
Cultivos
Origen
Origen
Claves
Claves
METABOLISMO:
El hierro lo utiliza principalmente la clorofila para la fotosíntesis. Una deficiencia grave conduce a la clorosis (vides). En cultivos de leguminosas, el hierro desempeña un papel en la síntesis de las proteínas y en la fijación del nitrógeno. Por último, el hierro participa en numerosas reacciones enzimáticas y en la respiración de la planta.
MECANISMOS DE ABSORCIÓN:
Por lo general, el hierro es relativamente abundante en los suelos. Todas las rocas magmáticas lo llevan a la superficie desde el núcleo de la tierra. Los silicatos liberan hierro durante el ciclo de solubilizaciones y oxidaciones. Esto explica el color rojo de los suelos ferruginosos. La acidez mejora la solubilidad del hierro, como lo hace la ausencia de oxígeno, que genera condiciones reductoras. Sin embargo, la piedra caliza tiene muy poca acidez, y su disponibilidad se reduce debido a la fijación con el exceso de calcio. De hecho, los suelos ácidos y reductores presentan hierro ferroso (Fe2+) pero las raíces carecen de oxígeno. Inversamente, cuando el suelo está suficientemente aireado, las raíces permanecen activas, pero el hierro sufre oxidación y se transforma a estado férrico (Fe3+), lo que reduce su disponibilidad si no es quelado por moléculas orgánicas.
INTERACCIONES, ESPECIFICIDAD:
Sin embargo, las cantidades absorbidas están muy influenciadas por la cantidad disponible en la solución de suelo. Además, están implicados otros mecanismos, como la secreción de sustancias "sideróforas" por las raíces de las hierbas para recoger el hierro. También existen bacterias "sideróforas" que pueden interferir en el proceso de asimilación.
El hierro es el oligoelemento más abundante en la tierra. Representa aproximadamente el 5% del peso de la corteza terrestre, porcentaje que le sitúa después del oxígeno, el silicio y el aluminio. Los minerales primarios de hierro son esencialmente silicatos máficos. Se descomponen por lixiviación y reacciones químicas (hidrólisis y oxidación). La solubilidad del hierro es mayor en entornos ácidos, mientras que, en entornos alcalinos, con alto contenido de calcio, la porción de Fe2 + se reduce o falta.
El hierro expulsado por los volcanes se oxida por el oxígeno presente en el agua, lo que lleva a su precipitación. El hierro empleado en los fertilizantes procede de las minas de hierro. Para garantizar una asimilación suficiente, el uso de quelatos es inevitable en el contexto de la suplementación razonada de hierro, aplicada directamente en el suelo o la hoja. Existen varios tipos de quelatos disponibles: EDTA/DTPA/EDDHA... En términos de aplicación al suelo, el sulfato de hierro tiene un riesgo de quemaduras y bloqueos.
CONTENIDO DEL SUELO:
El análisis del contenido de hierro del suelo es un buen método para identificar deficiencias. Existen diversos métodos extractivos, en concreto la extracción por quelato EDTA y DTPA, ambos son indicadores fiables. Cabe señalar que, en suelos muy calizos, el contenido necesario es mayor que en suelos neutros o ácidos.
CONTENIDO DE MATERIA ORGÁNICA:
La materia orgánica juega un papel importante en la disponibilidad de hierro, pero también tiene efectos antagonistas. En cierto sentido, la entrada regular de materia orgánica permite alimentar el suelo con hierro; sin embargo, la respiración de los microorganismos provoca un aumento de CO2 y, por lo tanto, una reducción del hierro absorbible.
CLIMA:
Las condiciones húmedas y de compactación favorecen la reducción de hierro de Fe3 + a Fe2 +, junto con la reducción de tensiones. No obstante, en viticultura se ha observado que durante los años lluviosos aumenta la deficiencia de hierro.
PH:
La mayoría de los casos de deficiencias de hierro son deficiencias inducidas, como resultado de una mala asimilación provocada por otros factores: alto pH del suelo, exceso de iones de Ca o de bicarbonatos en la solución de suelo, interacción con otros elementos en exceso como Cu, Ni, Co. Respecto al efecto único del pH del suelo, cuanto mayor es el pH, mayor es el riesgo de deficiencias.