Estoy buscando

Fertilizante

Contenidos

Nutrientes

Por

cultivo

Buscar
  • Manganeso (Mn)
    2554.938
    Mn
  • Forma iónica
  • Anión/Catión
    Mn2+
  • Hoja
  • Origen: Volcánico
  • 4-6 mm alrededor de la raíz

Manganeso

(Mn)

Este es un oligoelemento que vale la pena conocer, tanto por su rendimiento como por la forma en que funciona. A diferencia de otros elementos, bajo condiciones óptimas de crecimiento, el manganeso se ve implicado en el crecimiento del cultivo con efectos negativos. En suelos adecuadamente aireados y drenados, durante el crecimiento, cambia temporalmente a una forma menos disponible, cuando más lo necesitan las plantas. Por lo tanto, es importante considerar las interacciones "suelo-clima" para evaluar el riesgo de deficiencia e intervenir, esencialmente con aplicaciones foliares, para asistir al cultivo y aliviar la fase crítica.
Mn
Planta
Planta
Suelo
Suelo
Cultivos
Cultivos
Origen
Origen
Claves
Claves
METABOLISMO:
El manganeso está implicado en la reducción de nitratos y la síntesis de aminoácidos para la formación de proteínas. Una deficiencia siempre conduce a interrupciones del crecimiento, en este caso a la falta de materia seca y, por lo tanto, a una pérdida de rendimiento. En las enzimas juega un papel esencial en la síntesis de la clorofila, lo que explica por qué puede desarrollarse clorosis entre las venas de las hojas jóvenes cuando se produce una deficiencia. Durante el desarrollo vegetativo completo, el manganeso, junto con el nitrógeno y el magnesio, puede ser un factor determinante en el éxito de la mayoría de los cultivos.
MECANISMOS DE ABSORCIÓN:
Las plantas absorben manganeso en estado manganoso, Mn2+. En presencia de oxígeno, pasa a estado mangánico Mn3+; ya no se solubiliza y deja de estar disponible. Esta es una reacción reversible, bajo el efecto de la lluvia o compactación. Es paradójico, pero en suelos debidamente drenados y aireados, favorables para las actividades biológicas del suelo y el crecimiento de las plantas, el manganeso se convierte en el primer factor limitante.
INTERACCIONES, ESPECIFICIDAD:
Las aplicaciones al suelo resultan inútiles, ya que son las condiciones del suelo y el clima los que determinan la disponibilidad de manganeso. Por lo tanto, es necesario intervenir mediante aplicación foliar, fraccionando las aplicaciones todo lo posible.
Los suelos con un alto contenido de granito y arenisca son naturalmente más pobres que los suelos volcánicos o sedimentarios. El alto contenido de materia orgánica aligera la estructura y afecta negativamente a la solubilidad del manganeso. La alcalinización tiene el mismo efecto. Por último, un clima seco no favorece la presencia de manganeso absorbible. En suelos húmedos, posiblemente empapados en agua durante los meses de invierno, el manganeso se identifica con manchas gris azulado, indicando este fenómeno de bloqueo temporal.
EL MANGANESO SE PUEDE ENCONTRAR EN EL SUELO EN DIFERENTES FORMAS:
Las formas oxidadas, trivalentes o tetravalentes, muy difíciles de asimilar, son las más importantes: Mn 3+ y Mn 4+ La forma divalente del Mn2+, que pueden asimilar los cultivos, se absorbe en minerales de arcilla y en materia orgánica, y también está en la solución del suelo.

Tabla de sensibilidad

Medidor sensibilidad:
  • Mucho

  • Suficiente

  • Moderada

Mn
Sugar Beet
Durum Wheat
Gluten
Zanahoria
Cereals (excepted wheat)
Chicory, endive
Col
Oil Seed Rape
Squash, courgette
Fibre flax
Alfalfa
Corn (silage)
Corn (grain)
Melón
Olives
Leek
Canned peas
Protein peas
Patatas
Grassland
Salad
Soja
Tobacco
Tomates
Girasol

Tabla de sensibilidad

Los cereales, generalmente las plantas que sufren deficiencias de manganeso, se distribuyen en grupos irregulares en todo el terreno. Las áreas donde la tierra se ve arrastrada son las más afectadas, con síntomas visibles al lado de las huellas de los neumáticos de un tractor. La diferencia de color resulta evidente, ya que las plantas en las pistas de los neumáticos son de color verde oscuro y las que están al lado, verde claro. En los viñedos, por ejemplo, la deficiencia conduce a la clorosis intravenosa.

Excesos y Necesidades

El exceso de manganeso en el suelo puede afectar negativamente a los cultivos que crecen en suelos húmedos, o bajo condiciones de lluvia, o en un entorno anaeróbico.

Para alcanzar el objetivo de la absorción a través de la aplicación foliar, resulta bastante adecuado el uso de azufres, o mejor aún de óxidos, nitratos y carbonatos. En general, el manganeso penetra en las hojas en pocos días, garantizando la suplementación que puede renovarse varias veces durante la fase de crecimiento vegetativo. La elección de las formulaciones tiene como objetivo mantener la eficiencia de las aplicaciones foliares durante un periodo suficientemente largo, a fin de limitar el número de aplicaciones.
CONTENIDO DEL SUELO:
Aunque la mayor parte del manganeso presente en el suelo está en forma de óxidos, el análisis de manganeso a través de EDTA o DTPA es un buen indicador del potencial de manganeso absorbible.
CONTENIDO DE MATERIA ORGÁNICA:
Los altos índices de materia orgánica causan un bloqueo del manganeso debido a la formación de un complejo de manganeso/materia orgánica.
TEXTURA:
Las texturas arenosas ligeras están sujetas a aireación constante, provocando la oxidación del manganeso. La arcilla superficial y la piedra caliza, además de su efecto filtrante, contienen una cantidad de calcio que puede causar un bloqueo del manganeso.
CLIMA:
El clima tiene una gran influencia sobre la disponibilidad de Mn2+. La deficiencia empeora en condiciones frías y húmedas. Bajas temperaturas del suelo complican aún más el fenómeno. Se ha observado que, bajo condiciones de gran luminosidad, la demanda de manganeso del cultivo se reduce. Por último, ante un crecimiento, aireación y condiciones húmedas favorables, el manganeso se oxida y deja de ser absorbible.
PH:
El valor del pH determina fuertemente la disponibilidad de manganeso. Con un pH<6 el riesgo de deficiencia de manganeso es bajo, pero la cantidad de Mn2+en formas asimilables disminuye unas 100 veces cuando el pH se incrementa una unidad. Con un pH de 7 y por encima, las formas trivalentes representan la mayoría, y el riesgo de deficiencia se eleva. Sin embargo, en suelos muy ácidos y ricos en manganeso, el elemento puede volverse tóxico. El encalado frecuente provoca el bloqueo del manganeso, debido al aumento del pH.