• Textura del suelo
    crop soil texture
    Suelo arenoso a medio - pesado
  • Min. Temperatura
    crop temperature icon
    1°C
  • pH
    Centeno crop pH value
    5.5 -7
  • Precipitaciones
    Centeno crop rainfall value
    > 300 l/m2
  • Vernalización
    Centeno crop vernalisation
    0-3 °C, 25 - 30 dias
  • Densidad de plantas
    crop density

    Híbridos: 200-300 granos /m2

    Resto variedades: 300-400 granos /m2

  • Profundidad siembra
    crop seeding depth
    1-3 cm
Centeno
El centeno es uno de los cereales más robustos y, por tanto, se puede cultivar en casi todos los suelos, con temperaturas relativamente bajas y medias y en altitudes de hasta 2000 metros. El centeno puede soportar temperaturas de hasta - 25 ° C y es un cultivo muy competitivo en suelos de textura ligera.
El sistema de raíces bien desarrollado facilita un uso muy eficiente de nutrientes y agua. El desarrollo temprano de la planta y la larga duración de la fase de llenado del grano es una ventaja adicional para el uso de nutrientes y la humedad del invierno. El centeno necesita una suma de calor de aproximadamente 1800 ° C hasta la maduración. 
El centeno es un grano saludable que se utiliza en el pan y se procesa principalmente en harina para el consumo humano. Otros mercados son alimentación de ganado, gracias a su alta - calidad de las proteínas y la producción de bio-combustible.
Puntos clave
  • El centeno es muy resistente a las bajas temperaturas.

  • El centeno tiene un sistema de raíces fuerte.

  • Ajustar la oferta de nitrógeno a la demanda para evitar el encamado.

  • Hay diferencias de fertilización entre las variedades hibridas y convencionales.

Información general
Información general
Demanda de nutrientes
Demanda de nutrientes
Abonado
Abonado

La siembra se lleva a cabo desde finales de septiembre hasta principios de octubre. La densidad de plantación varía mucho entre variedades. En muy buenas condiciones y en siembras tempranas con variedades híbridas, muy bajas densidades de 150 a 180 semillas / m2 son posibles. Para variedades convencionales de centeno se plantean unas densidades de 250 a 300 semillas / m2 y para variedades tardías densidades de 300 a 350 semillas / m2

Aunque el centeno es un cereal relativamente robusto, necesita tratamientos fitosanitarios para lograr altos rendimientos. El gusano del tallo y del bulbo (Ditylenchus dipsaci) es un nematodo patógeno que también afecta al centeno y es frecuente después de un invierno suave. Una rotación de cultivos y una adecuada protección de las semillas de siembra pueden reducir la aparición de hongos fitopatógenos (cornezuelo de centeno, Claviceps purpurea) que deben controlarse con fungicidas. 

Debido al desarrollo temprano y a la alta capacidad de ahijado, el centeno compite bien contra las malas hierbas. Debe realizarse un tratamiento con herbicidas en otoño. 


Centeno related desktop image Centeno related tablet image Centeno related mobile image
multiple image marker active left arrow inactive left arrow active right arrow inactive right arrow
Debido a su potente sistema de radicular, el centeno es capaz de utilizar los nutrientes de manera muy eficaz. La adición de nitrógeno debe calcularse con cuidado, porque por un lado es importante para el desarrollo de características cualitativas, pero, por otro lado, demasiado nitrógeno puede causar problemas de encamado. Dependiendo en la expectativa de rendimiento, suministro del suelo, y la variedad, el centeno necesita de 90 a 110 kg N por hectárea. Por lo general se reparten en una o dos aplicaciones.  
En suelos húmicos arenosos, se recomienda la fertilización foliar con cobre. La deficiencia de manganeso se observa a menudo en suelos calcáreos arenosos. La provisión de boro tiene una influencia positiva sobre la floración (fertilización en hoja bandera o a principios de la etapa de floración).
Cantidades de demanda y extracción de centeno

Elemento

Absorción

Unidad/ Tn. De producción

Extracción

Unidad/ Tn. De producción

Sensibilidad a la deficiencia

N

20

15

Sensibilidad moderada

P₂O₅

11

8

Sensibilidad moderada

K₂O

26

6

Sensible

MgO

4

2

Sensibilidad moderada

SO₃

3.5

2

Sensibilidad moderada

TE

B y Mn, fertilización recomendada

La tabla muestra la absorción y eliminación de nutrientes por tonelada de rendimiento. Para un rendimiento de 7 toneladas, se requieren 140 kg de nitrógeno. Dependiendo de las propiedades del suelo y de los cultivos anteriores, el suelo proporciona de 30 a 60 kg de N. Por lo tanto, una fertilización de 90 a 110 kg de nitrógeno es suficiente en la mayoría de los casos.

Fertilización otoño

Fertilización otoño image

Primera aplicación en primavera

Primera aplicación en primavera image

Segunda aplicación de nitrógeno

Segunda aplicación de nitrógeno image

Tercera aplicación de nitrógeno (en caso de ser necesaria)

Tercera aplicación de nitrógeno (en caso de ser necesaria) image

Fertilización otoño

La fertilización en otoño rara vez es necesaria. Sin embargo, una aplicación de 20 a 30 kg de Nitrógeno, puede ser beneficioso en campos con bajo suministro del cultivo anterior (cereales o maíz), y con una alta cantidad de residuos de cosecha. La fertilización con un fertilizante compuesto NPK (COMPLEX 15/15/15 + 7SO3 + Zn) también mejora el ahijado y mejora la resistencia a las heladas.

Primera aplicación en primavera

La primera fertilización con nitrógeno en el ahijado (BBCH 21-25) influye en la densidad de la población. Esta aplicación solo debe proporcionar el 30% del nitrógeno fertilizado total como máximo. Se puede hacer una excepción para poblaciones muy poco desarrolladas.
El fósforo y el potasio se aplican con la primera dosis en primavera, si aún no se han proporcionado en otoño. La opción más eficiente es un fertilizante compuesto NPK + S (COMPLEX 15/15/15 + 7SO3 + Zn, COMPLEX 14/10/20 + 10SO3, COMPLEX 20/8/8 + 3MgO + 10SO3 ).

Segunda aplicación de nitrógeno

La fertilización al inicio del encañado (BBCH 30-32) influye en el número de espigas y en el número de granos por espiga. Esta dosis regula la densidad del cultivo. Poblaciones muy densas son fertilizadas más tarde en el estadio de dos nudos (BBCH 32) mientras que las poblaciones con una baja densidad son fertilizadas antes (BBCH 29-30) para aumentar el número de tallos.
Esta aplicación debe proporcionar un máximo de 50% del total de nitrógeno. En suelos muy ligeros que sufren sequía en primavera, esta aplicación se puede combinar con una aplicación en la emergencia de las espigas.

Tercera aplicación de nitrógeno (en caso de ser necesaria)

Una tercera fertilización con nitrógeno puede optimizar el suministro de N con expectativas de rendimiento muy altas. Esta aplicación tardía en la emergencia de la espiga (BBCH 37-49) influye en el rendimiento (llenado de grano y peso de mil granos). En suelos muy ligeros con sequía en primavera, esta aplicación puede combinarse con una aplicación en el encañado (segunda fertilización N).