Estoy buscando

Fertilizante

Contenidos

Nutrientes

Por

cultivo

Buscar
  • Textura del suelo
    Suelos arenosos, arenosos con arcilla, bien drenados.
  • Min. Temperatura
    Germinación a partir de 5 °C.
  • pH
    Tolera suelos ligeramente ácidos y ligeramente alcalinos; pH ideal: 6.5-7.5
  • Precipitaciones
    Mín. 600 l/m2, principalmente con riego.
  • Vernalización
    14-28 días
  • Densidad de plantas
    Dependiendo de la fecha y la variedad 80-220 granos/m2
  • Profundidad siembra
    1.0-2.5cm
Zanahoria

Requisitos del cultivo:
Solo son apropiados los suelos bien asentados que pueden cribarse, ya que las piedras y la materia orgánica que no está completamente descompuesta reducen la calidad de las zanahorias. Se necesita un buen suministro de agua que sea muy regular, ya que el encharcamiento reduce el contenido de azúcar y aumenta el riesgo de hongos que nacen en el suelo. Las zanahorias se riegan con frecuencia. Las zanahorias necesitan una rotación de cultivos larga, de al menos 5-7 años, en la que no habrá otras umbelíferas (por ejemplo, apio, hinojo o pastinaca). Los mejores cultivos anteriores son la col, la cebolla y el puerro. Además de la producción, la calidad, que tan importante es desde el punto de vista económico, se ve negativamente afectada por una rotación de cultivos demasiado corta.

Puntos clave
  • Rotaciones de cultivos largas.
  • Lo ideal es un pH neutro.
  • Grandes diferencias en la demanda de nutrientes en función del momento de la cosecha, de la producción y del uso previsto.
  • Uso de abono sin cloruro o con bajos niveles de cloruro.
Información general
Información general
Demanda de nutrientes
Demanda de nutrientes
Abonado
Abonado
ZANAHORIAS: DULCES Y RICAS EN VITAMINAS Y CAROTENOS
Una labor profunda y la eliminación de los terrones evita las malformaciones de las zanahorias. El suelo debe tener una consistencia arenosa y estar bien asentado. La importancia del cultivo en caballones está desplazando cada vez más al cultivo en camas. Las ventajas del cultivo en caballones es que las condiciones de cosecha son mejores y que la calidad mejora, sobre todo en los suelos pesados. Cuando llueve, la superficie del suelo se seca más rápido, pero en las zonas propensas a la sequía esto puede conducir rápidamente a la escasez de agua. Las caballones suelen hacerse a una distancia de 50 o 75 cm. El tiempo de siembra se extiende desde marzo hasta mediados de junio, dependiendo de la región, de la variedad, del uso previsto y del momento de la cosecha. Existe una diferencia entre el uso previsto de las zanahorias como producto industrial, como producto fresco de mercado (a menudo con la col) y como producto de almacén. Cuando se trata de productos frescos de mercado o se utiliza una cosechadora de hileras, también hay que prestar atención a la salud de las hojas. En los almacenes refrigerados controlados, pueden almacenarse hasta un máximo de 6 meses. La atmósfera del almacén también es muy importante, ya que un contenido muy elevado de CO2 o de etileno en el aire hace que las zanahorias se vuelvan amargas.
Los requisitos nutricionales de las zanahorias varían en función del objetivo de producción.
Los elevados rendimientos que pueden conseguirse hoy con calidades especiales solo pueden lograrse con un abonado adaptado y mejorado que tenga en cuenta la extracción real de nutrientes. Como ocurre con muchos otros cultivos hortícolas, la absorción de nutrientes varía mucho en función de la producción, del uso previsto y de la duración del cultivo (3-5 meses). El retorno de nutrientes para los siguientes cultivos depende en gran medida de si la parte de la hoja se deja en la superficie. Además de influir en la producción, el aporte de nutrientes influye de manera decisiva en la calidad, los componentes nutricionales y el sabor de las zanahorias. En general, las zanahorias tienen una buena capacidad para adquirir nutrientes, lo cual se ve reforzado por la labranza del suelo y un periodo de cultivo prolongado. Las zanahorias son consumidoras de nutrientes y necesitan mucha potasa. Además de influir en la producción, la potasa también influye de manera positiva en el contenido de azúcar, el tiempo de conservación y el sabor. Como ocurre con todos los cultivos, el abonado debe basarse también en las cantidades de extracción de las zanahorias.
Cantidades de extracción de las zanahorias

Elemento

Absorción

Unidad/ Tn. De producción

Extracción

Unidad/ Tn. De producción

Sensibilidad a la deficiencia

N

1.8

1.5

Muy sensible

P2O5

0.9

0.8

Sensible

K2O

4.8

4.4

Muy sensible

MgO

0.4

0.3

Sensible

TE

300-500 g/ha Bor (B)

La tabla muestra la absorción y la extracción por tonelada de producción de zanahorias (sin hojas). De acuerdo con esto, las zanahorias necesitan sobre todo nitrógeno y potasa. Ejemplo: Una producción de zanahorias de 90 t/ha absorbe 162 kg de N/ha. Si se absorbe una determinada cantidad de retorno de nitrógeno del suelo (por ejemplo, 30 kg de N/ha), entonces habrá que añadir 132 kg de N/ha a través del abono. A través de las cantidades recolectadas se extraerían 135 kg de N/ha del campo.

No se recomienda aplicar abono orgánico directamente sobre las zanahorias, ya que la materia orgánica sin descomponer puede causar problemas de calidad y el estiércol fresco o líquido tiende a atraer a la mosca de la zanahoria.

Primera aplicación

Segunda aplicación

Primera aplicación

Abonado básico con nitrógeno, fósforo y potasa antes de la siembra Se recomienda dividir las aplicaciones de nitrógeno superiores a 100 kg/ha en 2 veces. Se realiza un abonado básico antes de la siembra, siendo lo ideal realizar otro de 4 a 6 semanas después de la siembra. Debido a la elevada necesidad de potasa, se ha demostrado la eficacia del uso de abonos NPK con alto contenido de potasa . Dado que las zanahorias son sensibles a la sal, hay que fijarse en que estas fórmulas de NPK no tengan cloruro o tengan un contenido bajo. El mejor momento para realizar el abonado básico es unas 2 semanas antes de la siembra. Con el uso de abonos complejos seleccionados también se cubre la necesidad de magnesio. Un aporte suficiente de magnesio puede influir de forma positiva en el contenido de clorofila. El magnesio también es necesario para la salud de las hojas. La salud de las hojas es muy importante en el producto fresco de mercado, por lo que el magnesio también es necesario para obtener un intenso color verde. Cuando se utiliza la cosechadora de zanahorias de hileras, las pérdidas de la cosecha pueden reducirse si las hojas gozan de buena salud.

Segunda aplicación

Suplemento de nitrógeno y potasa La segunda dosis se aplica sobre la base del valor N mín. La fecha de la segunda dosis de nitrógeno no debería ser muy tardía, de lo contrario, la coloración de las zanahorias se retrasará, el tiempo de conservación se verá afectado y se desarrollará una gran masa foliar innecesaria. Si se aplica una sola dosis de nitrógeno, es mejor hacerlo en la segunda fecha. Dado que la demanda de potasa de las zanahorias es muy elevada, en la segunda dosis también debería suministrarse potasio. El potasio es necesario para la formación del contenido de azúcar y del sabor, así como para la formación de rendimiento y la capacidad de conservación. Una buena absorción de potasio también reduce el tipo de estrés causado por el exceso o la escasez de agua. Boro en forma líquida El boro suele considerarse necesario para proteger a las zanahorias frente a las enfermedades micóticas. Un aporte pobre de boro puede provocar pequeñas grietas en los tejidos, sobre todo en la cabeza de la zanahoria. Estas grietas sirven a menudo de vía de entrada para las infecciones micóticas. Por lo tanto, el boro ayuda de forma indirecta a reducir este tipo de enfermedades.