Estoy buscando

Fertilizante

Contenidos

Nutrientes

Por

cultivo

Buscar
  • Textura del suelo
    Suelos ricos en nutrientes entre francos y arcillosos.
  • Min. Temperatura
    Temperatura de germinación por encima de los 15 °C.
  • pH
    Neutro, pH ideal: 7.0
  • Precipitaciones
    Mín. 600 l/m2 o con riego.
  • Vernalización
    Generativa en el 2º año.
  • Densidad de plantas
    Dependiendo de la variedad y del uso: Producto fresco de mercado: 40.000-60.000 plantas/ha Col industrial: 27.000-33.000 plantas/ha
  • Profundidad siembra
    1,5-3 cm con siembra directa
Repollo
Los suelos profundos, entre francos y arcillosos y ricos en humus, así como los suelos ligeros con elevados niveles de aguas subterráneas, son particularmente adecuados para el cultivo de la col blanca. Se requiere una rotación de cultivos al menos de cuatro años en la que no se cultiven plantas crucíferas (por ejemplo, colza o mostaza) ni otros tipos de col. Además, no se aconseja cultivar en superficies con nemátodo de quiste del nabo.
La col blanca se desarrolla mejor en lugares con una temperatura equilibrada y mucha humedad, con máximas que no sean demasiado elevadas. Debido al largo periodo vegetativo, lo ideal es un otoño suave y ligeras heladas nocturnas.
Puntos clave
  • Requiere mucha agua.
  • Requiere mucha potasa.
  • Grandes diferencias de rendimiento entre variedades de consumo y variedades industriales (ajustar el abonado).
  • Dos (o tres) aplicaciones con NPK o NPK plus N.
Información general
Información general
Demanda de nutrientes
Demanda de nutrientes
Abonado
Abonado
COL: UN CULTIVO CON UNA LARGA TRADICIÓN

Hay una diferencia entre la col cultivada como producto fresco de mercado, cuya plantación es prácticamente continua, y la col blanca industrial, cuya siembra se realiza en parte de forma directa. La siembra tiene lugar desde finales de abril hasta mediados de mayo. Para minimizar el riesgo (por ejemplo, problemas de emergencia o plagas de alticinos), se siembran 3 granos en el mismo punto a una distancia de 5 cm y separados con una azada de mano en la etapa de 4-6 hojas. La elección de la variedad depende del uso que se le vaya a dar (producto industrial o producto fresco de mercado) y de la fecha de recogida prevista.


Por lo general, el riego es necesario cuando la producción esperada es superior a 1000 dt/ha. La mayor demanda de agua tiene lugar durante el crecimiento (de mediados de julio a mediados de septiembre). El número de aplicaciones para proteger el cultivo oscila entre 7 y 14 tratamientos en función de la intensidad. Normalmente se aplican una o dos veces herbicidas y una fungicidas, mientras que las aplicaciones restantes son de insecticida.
La cantidad de daños provocados por el alticino es muy importante en la fase de inicio del crecimiento, mientras que los efectos del pulgón de la col y de varias especies de oruga se combaten cuando la planta está más desarrollada.

Los requisitos nutricionales de la col varían enormemente en función del rendimiento esperado, del uso que se le vaya a dar y del momento de la cosecha. El valor de nitrógeno previsto para la col como producto fresco de mercado y cosechada en verano es de 210 kg de N/ha, mientras que para la col industrial con una producción de 120 t/ha es de 340 kg de N/ha. Para los siguientes cultivos hay que tener en cuenta que en la superficie quedan grandes cantidades de nutrientes debido a los restos de la cosecha de la col. Se estiman unos 90 kg de N/ha, 30 kg deP2O5/ha, 100 kg de K2O/ha y 25 kg de MgO/ha para el siguiente cultivo, dependiendo de la col. Estas cantidades serán mucho mayores cuanta más materia orgánica se deja en la superficie como consecuencia de esta incorporación.
Cantidades de extracción de la col blanca

Elemento

Absorción

Unidad/ Tn. De producción

Extracción

Unidad/ Tn. De producción

Sensibilidad a la deficiencia

N

2.8

2.1

Muy sensible

P2O5

1

0.8

Sensible

K2O

3.8

3.2

Muy sensible

MgO

0.5

0.3

Sensible

SO3

3.5

2.9

Sensible

TE

200 g/ha boron (B)

La tabla muestra la absorción y la extracción por tonelada de producción de col blanca. La col blanca necesita sobre todo nitrógeno, fósforo y potasio. Ejemplo: Una producción de col industrial de 120 t/ha extrae 336 kg de N/ha. Si se ha absorbido una determinada cantidad de reserva de nitrógeno del suelo (por ejemplo, 36 kg de N/ha), habrá que añadir otros 300 kg de N/ha a través del abonado. A través de las cantidades recolectadas se extraerían 252 kg de N/ha del campo.
pH

Primera aplicación

Segunda (y tercera) aplicación

Primera aplicación

Abonos de nitrógeno, fósforo y potasa antes de la plantación El aporte básico de nitrógeno varía en función del tipo de plantación. Si se siembra directamente, lo normal es aplicar 60 kg de N/ha antes de sembrar. Si se planta en el exterior, la aplicación debería aumentarse a 100 kg de N/ha, ya que la demanda inmediata de nitrógeno de la planta es mucho mayor en esta etapa. Para la plantación temprana bajo cubierta, lo normal es un abonado básico de 150-160 kg de N/ha. En los suelos equilibrados, se aplican 60-90 kg de P2O5/ha, en función del nivel de producción. Comparada con otros cultivos, la col requiere cantidades relativamente pequeñas de fósforo. Asimismo, el abonado de potasa varía considerablemente entre 230 y 350 kg de K2O/ha debido a las grandes diferencias de producción y, además, cuando hay grandes cantidades se divide en dos aplicaciones. Se recomienda utilizar abono NPK en la primera aplicación. Al mismo tiempo se suple la demanda de azufre.

Segunda (y tercera) aplicación

Cuando el abonado de nitrógeno se basa en resultados Nmín, el momento correcto para el muestreo es en la etapa de 6-8 hojas (después del aclareo) a una profundidad de 0-60 cm. La cantidad de nitrógeno que falta todavía (valor nominal - abonado básico - Nmín) se divide en 2 aplicaciones cuando la demanda total es superior a 100 kg de N/ha. Las existencias tienen que estar secas en ese momento. Hay que prestar especial atención al uso de nitrógeno en forma de cianamida, que no debe aplicarse ni justo antes ni justo después de los herbicidas. El mejor momento para las dos dosis principales es justo después del aclareo y unas 3 semanas después. Suplemento de boro con el abono líquido Por norma general, se aplican 200 g de boro/ha en forma líquida con una elevada cantidad de agua, evitando la aplicación en días muy calurosos. Cuando el pecíolo de la hoja se raja e indica que hay carencia, la aplicación debería repetirse después de 1-2 semanas. La sequía y/o los valores de pH superiores a 7 aumentan el riesgo de carencia.