Estoy buscando

Fertilizante

Contenidos

Nutrientes

Por

cultivo

Buscar

… en el momento oportuno

Para una nutrición vegetal efectiva, los nutrientes deben estar disponibles en el momento adecuado. Eso significa una necesidad de nutrientes en forma soluble, a fin de satisfacer la demanda en el momento adecuado. En otras palabras, los nutrientes deben proporcionarse siempre que se advierta la necesidad de ellos. Hacer coincidir la aplicación de fertilizantes con las necesidades de la planta es un factor clave del éxito para mejorar la eficiencia de los fertilizantes.
DIVISIÓN DE LA APLICACIÓN DE NITRÓGENO
Al hacer coincidir la disponibilidad de nitrógeno con las necesidades actuales de la planta y el suministro real de nutrientes del suelo, se maximiza el rendimiento, se minimiza el impacto ambiental y se optimizan los beneficios. La aplicación dividida es la mejor práctica agrícola en la mayoría de las condiciones. Los fertilizantes que ofrecen una liberación predecible de nitrógeno disponible para la planta, como los que tenemos en nuestro catálogo, son los más adecuados para la aplicación dividida. Además, Borealis L.A.T está implicado en la transmisión de la herramienta de gestión de nitrógeno N-Pilot®, que ayuda al agricultor a medir las necesidades de nitrógeno de la planta con el fin de ajustar las aplicaciones de fertilizante nitrogenado correspondientemente y aplicarlo cuando el cultivo lo necesite. Los fertilizantes a base de nitrato y la herramienta de gestión N-Pilot® son nuestras soluciones para garantizar su éxito.
APLICACIÓN AL FINAL DEL INVIERNO

La aplicación de fertilizante durante el periodo de consumo es necesaria para lograr un alto coeficiente de absorción. Eso resulta especialmente importante para los fertilizantes de fósforo. Para eliminar el riesgo de retrogradación del fósforo (insolubilización) o lixiviación (nitratos, azufres y potasio), es crucial que los nutrientes se apliquen justo cuando se necesitan.

En el momento de reinicio de la vegetación, al final del invierno, tras un largo periodo de clima frío y húmedo, la disponibilidad de nutrientes en el suelo es la más baja, mientras que las necesidades son las más altas.

La adición de fertilizantes es crucial, porque el suelo solo puede suministrar alimento hasta un límite: la materia orgánica no se mineraliza antes de alcanzar una cierta temperatura. Además, el suministro del suelo es insuficiente durante el periodo de crecimiento. Durante el alargamiento del tallo, ¡el trigo absorbe 1 kg de P2O5 por hectárea al día y más de 1,5 kg de N/ha/día!

La fertilización al final del invierno con el fertilizante NPK+S optimiza el coste de esparcido, mientras que la alta calidad del producto optimiza su aplicación. El esparcido de fertilizantes NPK al inicio del periodo de crecimiento permite un rápido desarrollo vegetativo, para garantizar el rendimiento y la calidad a largo plazo. La aplicación de NPK en primavera también ayuda a proteger la fertilidad del suelo

MAXIMIZANDO EL EFECTO DE LA ÚLTIMA APLICACIÓN DE NITRÓGENO.

En mayo y junio, en la última aplicación de nitrógeno al final de la fase de alargamiento del tallo, la agricultura y las condiciones climáticas no siempre permiten aprovechar al máximo la aplicación de fertilizantes. El riesgo de volatilización aumenta cuando la precipitación es insuficiente, por debajo de 10 mm, durante los tres días posteriores al esparcido. La forma nítrica no es sensible a las pérdidas por volatilización de amoniaco y es más fácil de absorber directamente. El nitrato amónico es rico en nitrógeno nítrico, convirtiéndolo en la forma preferida para la última aplicación. Estos hechos están corroborados por numerosos ensayos agrícolas:

  • 0,3 puntos más de proteínas con nitrato amónico, en comparación con urea; ensayo a largo plazo (fuente ADA/UNIFA) con rotación de colza/trigo/cebada.
  • 0,5% más de proteínas de media con nitrato amónico, en comparación con la solución de nitrógeno; ensayos DEFRA entre 2003 y 2005 en el Reino Unido.